Los médicos de Urgencias rechazan que el paciente pague por mal uso de la sanidad