Detectan restos de medicamentos veterinarios en comida para bebés