Cuando tienes una mascota rebelde te puede ocurrir esto