España y Suiza, a la cabeza de Europa en consumo de marcas blancas