Una maratón con espíritu de lucha