La Manada, de nuevo al banquillo