Todos los partidos quieren reformar el Código Penal