Málaga, Sevilla, y el Ampurdán, bajo las trombas de agua