Y el ganador del River-Boca ha sido... la ciudad de Madrid