Una embarazada de 27 semanas bailando enérgicamente aviva la polémica en la Red