Las lluvias llenan los pantanos de casi toda España