Las lluvias en Ciudad de México provocan esta curiosa escena en el transporte público