Las Gemínidas, un paraíso en el cielo