La llegada de inmigrantes crece a niveles de antes de la crisis