Las llamas no dan tregua en Monchique, Portugal tras cuatro días de incendio