Las llamas saltan los cortafuegos en Llutxent: 2.500 personas desalojadas