El nuevo libro récord de los Guiness incluye curiosas novedades