EL 20% de las lesiones medulares se producen por accidentes de tráfico