Escándalo en Francia por un catálogo de lencería para niñas a partir de 3 años