Laureaño Oubiña, el narco gallego, deja la prisión tras obtener el tercer grado