Cuatro ladrones logran desvalijar las tragaperras de un restaurante de Barcelona en dos minutos