Hallan en un sótano el cadáver del cocinero alemán Kai Palma, desaparecido en agosto