La justicia investiga a dos trabajadores de la residencia en la que murió un anciano