El abogado de Gago desapareció por “motivos personales”