Un joven fotógrafo muere al caer de un puente al tratar de captar una imagen única