Sufrió bullying por sus enormes lunares y ahora podría convertirse en la próxima Miss Universo