Si necesitas un hombro para llorar lo puedes alquilar a 55 euros la hora