Con 5 años y parálisis cerebral, sus primeras palabras son para la bandera de EEUU