Se investiga si el asesinato de una mujer en Barcelona es un nuevo caso de violencia de género