La intolerancia al gluten puede ser detectada por las afecciones dentales