La emotiva historia de un instructor de fitness enfermo de cáncer a los 22 años