Un instalador de suelos decide ir a trabajar...con tacones