El efecto placebo, lo más eficaz contra el insomnio