España ofrece ahora el puerto de Palma tras descartar el 'Aquarius' el de Valencia