Los inmigrantes se las ingenian para escalar la valla