Un total de 7.696 inmigrantes fueron expulsados de España en 2014