Diez migrantes mueren frente a las costas de Libia y otros mil son rescatados y devueltos a tierra