Le ingresan por tos y descubren que padece una afección que devora sus huesos