Un fallo informático en la aplicación de Uber destapa una infidelidad