Las ‘influencers’ de carne y hueso se enfrentan a una nueva y dura competencia