Indignación en las familias de niños con enfermedades raras por el caso de Nadia