Le pagan 10 euros a un indigente por quemarse la barba y acaba muriendo