Un incendio destruye el emblemático santuario de la Virgen de la Barca