Las llamas devoran una planta de reciclaje en Pontevedra