El incendio de Zamora que ha calcinado más de 2.500 hectáreas podría ser intencionado