El incendio de Yeste calcina más de 1.200 hectáreas y continúa sin controlar