Se estima que la superficie quemada de Sierra de Gata alcanza las 7.500 hectáreas