Utilizan imágenes cerebrales para detectar la depresión en niños antes de que aparezca