¿Es este el abrazo más extraño que ha visto Internet?