La iglesia de Páramos queda completamente destruida tras la explosión